Alivia el estrés.  

Mi regalo para tí es esta meditación guiada que te serena. Cinco (5) minutos de paz. 

__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"68c4b":{"name":"Main accent","parent":-1},"847d2":{"name":"Accent Light","parent":"68c4b","lock":{"lightness":1,"saturation":1}}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default","value":{"colors":{"68c4b":{"val":"var(--tcb-skin-color-0)"},"847d2":{"val":"rgb(248, 241, 242)","hsl_parent_dependency":{"h":359,"l":0.96,"s":0.33}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"68c4b":{"val":"rgb(47, 138, 229)","hsl":{"h":210,"s":0.77,"l":0.54,"a":1}},"847d2":{"val":"rgb(243, 246, 249)","hsl_parent_dependency":{"h":209,"s":0.33,"l":0.96,"a":1}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
__CONFIG_colors_palette__{"active_palette":0,"config":{"colors":{"3e1f8":{"name":"Main Accent","parent":-1}},"gradients":[]},"palettes":[{"name":"Default Palette","value":{"colors":{"3e1f8":{"val":"var(--tcb-local-color-68c4b)","hsl":{"h":210,"s":0.78,"l":0.01,"a":1}}},"gradients":[]},"original":{"colors":{"3e1f8":{"val":"rgb(19, 114, 211)","hsl":{"h":210,"s":0.83,"l":0.45}}},"gradients":[]}}]}__CONFIG_colors_palette__
Sign Up
Tranformáte

La historia

Desde mis doce (12) años he buscado en los postulados espirituales solución a mis problemas. Recuerdo los dineros que pagué y las recomendaciones que con fe hice.  Siempre se me quedaba un sabor incompleto en la experiencia. Las ofrendas que hice en diferentes etapas no siempre resolvían la situación porque ninguna persona a la que vi me dijo que lo que ocurría respondía a mi crecer o que tal persona no era para mi o que el ciclo de aprendizaje había cerrado y que tenía que aprender el arte de dejar ir.  También en asuntos de trabajo, el miedo dominaba la comunicación.  Muchas veces recibí el efecto placebo porque a mi insistencia, la persona a la que acudía no tenía respuestas.

La proliferación de ofertas para resolver tus problemas ha crecido exponencialmente.  Mediums, psíquicos, lecturas del Tarot, péndulo, de la taza, del tabaco, el despojo, etc publican sus postulados de que ellos resolverán tu problema.  Sean issues de desamor, economía, salud, relaciones familiares, éxito, suerte. 

Tan es así, que cuando estaba en la televisión, llovían las llamadas solicitando ayuda.  Así conocí las necesidades de tanto ser humano que no eran el resultado de experiencias místicas sino una consecuencia de pensamientos que causan dolor.

El problema

En esta jornada de valor, he comprendido que para crecer en nuestra comprensión del Espíritu, tenemos que encontrar el origen de la experiencia y separar el grano de la paja. ¿Es una experiencia causada por el inconsciente? La situación, ¿responde a la influencia de entidades de esta u otra vida? ¿En qué vibración está sincronizada el alma? ¿Qué dicen los archivos de tu alma? ¿Cuáles pasos debo hacer para moverme en dirección de la solución? 

En muchas ocasiones, las contestaciones a esas preguntas son incompletas ya que se circunscriben a la experiencia sin atender las causas.

La solución

 Somos creyentes en la Divinidad que, osadamente y sin excusas, tiramos piedras en las aguas para crear hondas expansivas de conocimiento, paz y poder de manera que muevan a cada ser humano a buscar y encontrar aquello que le inspira a transformarse y moverse de la impotencia a la acción. 


La respuesta del esotérico tiene que ser congruente con principios espirituales que te ayuden a trabajar con tu vivencia en orden, trayendo a tu vida transformación.  Aprendamos el arte de la manifestación desde la claridad.


"Los espíritus vienen a decirnos grandes cosas." - Kardec

>