Muchas personas preguntan cómo una persona puede describir situaciones, experiencias y anhelos a otros. También algunos tenemos preguntas sobre el desarrollo de las habilidades psíquicas o de médium. En otro escrito explicaré cada uno de los dones que nosotros los humanos poseemos en estado latente y que son objeto de investigaciones científicas cuyos resultados les presentaré en el futuro.

Todo comienza en el silencio. La quietud de la mente es importante porque sólo así podemos escuchar con claridad el amor que emana libremente del plano invisible hacia nosotros.

Estos tiempos nos invitan a estar en silencio. Desde que despertamos estamos recibiendo información de fuentes inagotables. Le llamo la torre de babel. Palabras, palabras y más palabras que alimentan nuestra mente de vacíos, temores y desesperanza. Usamos nuestro tiempo en las redes sociales, las noticias, los discursos interminables sobre el fin del mundo, la ascensión, etc. En conclusión, vivimos bajo amenaza de muerte emocional.

Este chorro de palabras nos esclaviza a vibraciones elementales que apuntan a un mundo cada vez más caótico. Pienso que provocan en el ser humano comparaciones basadas en ilusiones y alimentan, casi siempre, el temor en nosotros.

Les invito a que tomen un momento en la mañana y otro en la noche para estar en silencio. Comience con cinco (5) minutos. Al principio será difícil porque durante ese tiempo saldrán a la luz muchas ilusiones que creemos reales. Si te detienes y le niegas poder a esos pensamientos limitantes, sentirás que tu ser vive en el Todo y nada ni nadie puede destruir tu conexión con la divinidad. Ese ser espiritual que eres sabe que en Dios estás completo y que Su amor te cuida siempre. Recordarás la paz que vive en ti.

Usa palabras o frases que desnudan la ilusión y crean en ti una vibración de paz. Una de mis favoritas es: “Yo soy un ser espiritual y camino en unidad con Dios que es mi bien”. Cuando afirmamos nuestra unidad con el Creador, el mundo de las ilusiones se achica y comienza el proceso de descubrir y probar que es posible establecer nuestra mente en paz.  Notarás que mientras más practiques el silencio, querrás estar más tiempo en silencio.

Nos alimentamos de las creaciones de un mundo horizontal. Es necesario que eleves tu mirada (tu ser) al plano vertical que nos inspira a creer, a confiar y a manifestar en nuestras vidas esa visión que abre caminos para ti y para todos en tu realidad. Confía.


Tags

el silencio interno para estar en paz

>