El caminar de cada uno de nosotros nos ha llevado a buscar ayuda espiritual en distintos lugares. Algo en nosotros nos empuja a buscar respuestas a nuestros retos de vida en nuestra religión, en otra religión, en la metafísica, en el Espiritismo, IFA, el Tarot, Wicca y cualquier práctica que nos ofrezca una resolución a nuestro entuerto.

Muchos creen firmemente en las soluciones que se les ofrecen y hacen lo que tienen que hacer para resolver el asunto que le llevó a las puertas de los practicantes que mencionamos. Otros, continúan buscando porque el mensaje recibido no satisfizo su sed. Por ahí vemos a los caminantes de los practicantes solos, de las veladas y de cualquier otra práctica que le refieran.

Aquí mi postura sobre la búsqueda espiritual:

Usted y yo fuimos creados libres para escoger el camino que sea. Usted y yo podemos recibir un consejo con humildad, pero es decisión nuestra el seguirlo o no. Al final del camino, es entre usted y su Dios.
Buscamos porque nuestra alma sabe que para toda situación material hay una solución espiritual. En vista de la turbulencia emocional, mental y psíquica en la que estamos cuando miramos el “problema”, entendemos que hay canales que pueden ayudarnos a identificar la tierra firme en nosotros y en el mundo invisible para salir adelante.
En muchas ocasiones, los mensajes se repiten por conducto de distintos canales.

El Espíritu nos guía al lugar donde podemos recibir mensajes sanadores y restauradores. Durante cada consulta, usemos la intuición da al pensamiento crítico para determinar si lo que escuchamos es congruente con nuestra vibración. Si no lo es, bendiga el lugar, de gracias y muévase. No hable a nadie de la persona que le sirvió.
Los consejos son efectivos cuando cada uno de nosotros decide que va a trabajar consigo mismo para limpiar el alma. Trabajemos en nosotros mismos para levantar la vibración del alma y cooperar con el Espíritu Santo y sus manifestaciones de modo que sanemos.

Recuerde: oración, decisión, acción. Sin miedo. Las cosas del Espíritu las sabe el Espíritu.


Tags

creyentes, mediums, psíquicos

>